"VÁMONOS A CASA, NO PODEMOS MATAR A ESTE BEBÉ"

Una madre se arrepiente y ya en la sala de espera decide no abortar a su hijo con Síndrome de Down

Claire y Benjamin Martin son padres primerizos y no tuvieron un embarazo fácil. A las 15 semanas de gestación los médicos les comunicaron que el bebé que esperaban tenía Síndrome de Down. Tras consultarlo en privado su decisión fue interrumpir el embarazo.

Claire y Benjamin con su hijo Xavier

Publicidad

Claire y Benjamin con su hijo Xavier
Claire y Benjamin con su hijo Xavier | Claire Martin

El día en el que iban a practicar el aborto a Claire, cuando la pareja ya se encontraba senatada en la sala de espera, algo ocurrió que les hizo cambiar de opinión. Claire ha relatado a Daily Mail que su marido le preguntó: "qué estamos haciendo. Vámonos a casa, no podemos matar a esta bebé".

Claire asegura que tras escuchar a Benjamin se sintió "aliviada". Ahora, son padres de Xavier y ambos reconocen que pese al miedo inicial, al instante de su nacimiento "se enamoraron" de su hijo.

Publicidad