120.00

Publicidad

Coronavirus

Macron ofrece el final del confinamiento en Francia a mediados de diciembre si bajan los casos de coronavirus

El presidente francés, Emmanuel Macron, da por superado el pico de la segunda ola de coronavirus y, si se bajan los contagios, propone acabar con el confinamiento el 15 de diciembre. Aunque salas de cine y espectáculos, museos, bares y restaurantes permanecerán cerrados.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha señalado que existe la posibilidad de que el confinamiento se retire el próximo 15 de diciembre si se logran los "objetivos sanitarios" de mantener por debajo de los 5.000 los casos diarios registrados en el país. En una rueda declaración, el mandatario galo ha indicado que la etapa de desescalada comenzará a mediados de diciembre si se han logrado avances significativos. "Se podrá levantar entonces el confinamiento y podemos movernos sin autorización, incluso entre regiones, para pasar la Navidad en familia", ha manifestado. Así, ha recordado la importancia de "limitar los viajes innecesarios tanto como sea posible" si bien el pico de la segunda ola de contagios "ha pasado".

Vuelven los comercios

El Gobierno prevé que el 15 de diciembre se restaure el toque de queda entre las 21.00 y las 7.00 h. "Podremos movernos libremente las tardes del 24 al 31 de diciembre, pero no habrá reuniones en la vía pública". Sin embargo, los cines, teatros y museos permanecerán cerrados por el momento debido a los estrictos protocolos sanitarios. Los parques, bares, restaurantes y discotecas también permanecerán cerrados. La reapertura de comercios sí tendrá lugar a partir de este fin de semana. En este sentido, las librerías, tiendas de discos y bibliotecas podrán reabrir sus puertas. "Los servicios religiosos en los lugares de culto también se permitirán nuevamente a partir del sábado dentro del estricto límite de treinta personas", ha detallado antes de recordar a los franceses que sus esfuerzos "están dando frutos". "El espíritu cívico está siendo efectivo", ha dicho.

Vacunas a finales de diciembre

Sobre la realización de test y el proceso de vacunación, Macron ha especificado que a principios de enero ninguna prueba de PCR debería tardar más de 24 horas en analizarse. Además, el Gobierno ha anunciado que podrá obligar a las personas que hayan dado positivo de COVID-19 a aislarse. "Espero que el Gobierno y el Parlamento proporcionen las condiciones de aislamiento de los contagiados", ha afirmado. El presidente estima que las primeras vacunaciones se realicen a finales de diciembre aunque ha asegurado que la población no estará obligada a vacunarse. "Se pondrán en marcha medidas para vacunar a tantas personas como sea posible", ha añadido.

Pesimismo económico

Respecto a la situación económica de Francia, Macron ha lamentado que es probable que la crisis empeore. En este sentido, ha explicado que habrá ayudas adicionales para 4 millones de familias y 1,3 millones de jóvenes que no logran encontrar trabajo a causa de la pandemia. En el último día el país ha constatado otros 9.155 casos de COVID-19 y 458 fallecidos, todos ellos en los hospitales franceses. El Ministerio de Sanidad ha indicado que la cifra total de casos es de 2.153.815, mientras que los muertos son ya 50.237 desde que comenzó la pandemia el pasado mes de marzo. La tasa de positividad es actualmente del 13,1 por ciento. Además, se han registrado 12.174 nuevas hospitalizaciones en la última semana, de las cuales 1.833 son ingresos en las unidades de cuidados intensivos. Asimismo, el Gobierno está investigando 3.724 posibles brotes de coronavirus, 1.589 de ellos en residencias de ancianos y centros de día.

Publicidad