Publicidad

Sucesos

Una macrofiesta ilegal en Bruselas en la que participaron unas 2.000 personas termina en batalla campal

La policía belga irrumpió en la celebración, convocada en un bosque urbano sin respetar las medidas sanitarias contra el coronavirus

La policía de Bruselas desalojó el sábado a cientos de personas concentradas en el Bois de la Cambre, un parque de la capital belga, para celebrar la 'Boum 2', la segunda fiesta convocada en un mes en este bosque urbano con aire reivindicativo tras meses de restricciones por la pandemia del coronavirus, sin respetar las medidas sanitarias y pese a la prohibición de las autoridades, indicó efe.

Haciendo caso omiso del llamamiento del primer ministro belga, Alexander de Croo, de "no caer en la trampa" de los organizadores de la fiesta, "varios cientos" de personas, según la policía, y entre 1.000 y 2.000, según los medios locales, se concentraron en el parque a partir de las 16 horas.

La policía de Bruselas desplegó unos 500 agentes en el Bois de la Cambre -incluidos antidisturbios y policía a caballo-, reforzando el dispositivo del pasado 1 de abril, cuando los organizadores convocaron la primera 'Boum', citando a la juventud a su "derecho a la fiesta" tras meses de restricciones por la pandemia del COVID-19.

Lanzamiento de piedras y material pirotécnico

Tras constatar "que las medidas sanitarias no se respetan en el Bois de la Cambre" la Policía de Bruselas anunció en su cuenta en Twitter que iba a evacuar el lugar poco antes de proceder a hacerlo.

Según indicó Efe, los agentes lograron dispersar a los presentes en el parque tras solo un par de barridas, después de que un grupo de alborotadores les lanzase piedras y material pirotécnico, además de prender fuego a cubos de basura y a ramas con las que hicieron hogueras.

La mayoría de los concentrados, de edades muy heterogéneas, trataron de interponerse entre los provocadores y la policía, que finalmente cargó contra los primeros con cañones de agua y gases lacrimógenos.

Publicidad