ELECCIONES PRESINDENCIALES

Lukashenko consigue el 89% de los votos

Decenas de miles de manifestantes bielorrusos han salido a las calles de Minsk para protestar contra la esperada victoria del presidente Alexander Lukashenko

Lukashenko obtiene el 89% de los votos

Publicidad

El actual presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, habría logrado el 89,1 por ciento de los votos en las elecciones presidenciales, según los resultados oficiales parciales difundidos por la presidenta de la Comisión Electoral Central bielorrusa, Lidia Yermoshina.

Estos datos corresponden a los colegios electorales cerrados, considerados por Yermoshina "mejores para mostrar tendencias que cualquier encuesta", según declaraciones recogidas por la agencia de noticias rusa RIA Novosti. En estos colegios votan unas 70.000 personas.

La Policía bielorrusa ha cargado contra una manifestación de protesta opositora que pretendía protestar contra el presunto fraude electoral de las elecciones presidenciales de este domingo, en las que todo apunta a que el actual presidente, Alexander Lukashenko, logrará la reelección con una abrumadora mayoría de votos.

Una portavoz de uno de los candidatos opositores, Vladimir Nekliayev, ha informado de que los agentes arremetieron contra los manifestantes cuando se dirigían a la plaza Octubre, lugar emblemático de las protestas tras las elecciones de 2006.

El propio Nekliayev habría resultado lesionado durante la carga policial. "Ha sido golpeado. Está inconsciente y ha sido llevado a un hospital. Según las primeras informaciones, ha sufrido una herida en la parte frontal de gravedad moderada", señala la portavoz del candidato opositor, Yulia Rimashevskaya.


El grupo, convocado por el partido de Nekiayev, Di la Verdad, fue disuelto después de que el dirigente opositor solicitara personalmente a los agentes que les dejaran pasar hacia la plaza Octubre.

Los policías realizaron disparos al aire y dispararon granadas aturdidoras. Varios periodistas y un fotógrafo fueron arrestados por agentes vestidos de negros.

Horas antes, el propio presidente Lukashenko había asegurado que en esta ocasión no se repetirían las protestas de 2006. "No se preocupen, no habrá nadie en la plaza", ha dicho Lukashenko. Y ayer sábado, la Policía y la KGB --Agencia de Seguridad del Estado-- bielorrusas emitieron un comunicado conjunto en el que advierten de que actuarán "con decisión" contra las actividades de los opositores que pretendan "avivar tensiones artificialmente" durante el día de votación.

Publicidad