"Estoy muy feliz de dar la bienvenida a mi hermano al club de la falta de sueño que es ser padre" así bromeaba el príncipe William con la paternidad de su hermano. Previsiblemente, mañana conoceremos el nombre del bebé y dónde ha nacido.

Buckingham no hace comentarios y menos si tiene que desvelar detalles sobre el nacimiento del bebé de los Duques de Sussex. Secretismo absoluto aunque la prensa británica señala un hospital como el lugar del nacimiento.

Scotland Yard habría diseñado la operación y trasladado la noche del domingo a Meghan. Su sueño de dar a luz en casa parece que no pudo ser. Pero sí hacerlo de la manera más íntima posible. El hospital es un centro de lujo. La noche cuesta 2.500 euros.

¿Será Arthur?. Tal vez Alexander o quizá James. Estos nombres se barajan para el bebé real. En breve lo sabremos, antes de que el príncipe Harry viaje a Holanda. Los medios británicos esperan que esta vez sí el nombre y el posado de los Sussex despejen todas las dudas.

Te puede interesar :

Las normas que se han saltado Meghan y Harry