La guerra civil en Yemen, consecuencia del golpe de estado sufrido en 2015, está limitando el acceso a víveres, agua potable segura, infraestructuras de saneamiento y servicios médicos. La principal vía de acceso de suministros del país, el puerto de Hodeida, está siendo constantemente bombardeada, dificultando la situación.

Save The Children alerta de las secuelas, tanto físicas como psicológicas a las que están expuestos los niños. Según Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef, Yemen se dirige cada vez más hacia el caos y la miseria.

Es por eso que Naciones Unidas, coincidiendo con el Día Mundial de la Alimentación, alerta de que el país podría sufrir la peor hambruna en cien años si el conflicto no cesa, lo que podría llegar a provocar la muerte de hasta 13 millones de personas y la desaparición de varias generaciones. El conflicto en el que Arabia Saudí participa activamente, por tanto, amenaza con imposibilitar la recuperación del país incluso si los combates finalizan.

La coordinadora de la ONU ben Yemen explica que todos debemos sentirnos "avergonzados", lo que les lleva a renovar su compromiso para "ayudar a la gente que está sufriendo y acabar con el conflicto".

Yemen es el quinto país del mundo en el que conseguir comer un plato de comida básico es más caro, ascendiendo a la cantidad de 62,37 dólares, según el Programa Mundial de Alimentos. Aquí puedes ver la comparativa mundial.

Plate Of Food