Publicidad

A partir del año que viene

Los niños de Río de Janeiro tendrán que llevar escrito su grupo sanguíneo en el uniforme del colegio por si les disparan

La ley ya obliga a que lleven el nombre y, desde hace años, les enseñan cómo actuar en caso de tiroteos. Son medidas de prevención para hacer frente a la constante violencia en las favelas y algunos barrios de la ciudad brasileña.

Publicidad