Las bolsas se han dado una tregua y, de momento, vuelven a las ganancias. Los inversores buscan refugio en valores seguros, como la deuda pública o el oro lo que ha hecho que su precio alcance su máximo histórico. La fuerte demanda de bonos ha provocado que su interés caiga a un mínimo histórico, en España el bono a 8 años da por primera vez interés negativo. Hay tanta demanda que algunos bonos españoles ofrecen, por primera vez, interés negativo.

El motivo de esta situación es la incertidumbre que viven las bolsas de todo el mundo. Durante las últimas jornadas las bolsas de Nueva York, Tokio, Londres o Madrid han acumulado fuertes caídas. Estas turbulencias surgen ante el temor a una guerra comercial entre Estados Unidos y China, después de que el presidente estadounidens, Donald Trump, anunciase la aplicación de nuevos aranceles a los productos chinos. Un anuncio al que China contestó dejando caer su moneda a niveles que no se vivían desde hace más de una década.

Esta situación se ve afectada también por el miedo a un Brexit sin acuerdo o a caer en una nueva recesión global porque Alemania, la principal economía europea, podría estar a punto de entrar en recesión.