LA EPIFANÍA EN EL MUNDO

El Papa invita a seguir la "estrella luminosa" de Jesús y dejar atrás la luz "cegadora" del dinero y el éxito

El final de las fiestas navideñas se celebra este viernes de las formas más dispares por todo el mundo. En el Vaticano, el Papa Francisco lo ha hecho con una solemne celebración. Los festejos religiosos se mezclan con lo popular en muchos rincones del planeta.

Publicidad

Ha sido la celebración más solemne, la tradicional misa de la Epifanía en la Basílica de San Pedro. Ante más de 4 mil personas el papa Francisco ha condenado el culto al poder, a la apariencia y la superioridad. Los pequeños ídolos, ha dicho, sólo prometen tristeza, esclavitud y miedo.

La fiesta de los Reyes Magos no sólo se celebra en las iglesias. En Estambul, donde se ha recordado a las víctimas del terrorismo, aguerridos bañistas se lanzan al agua en busca de una pequeña cruz ortodoxa.

Aunque en el país heleno lo hacen en el mar y con temperaturas más agradables.

Pero para valientes los solteros de un pequeño pueblo de Bulgaria, cada 6 de enero recorren este río completamente helado mientras cantan y bailan.

Música es lo que se disfruta en Belén, donde todo comenzó. Así reciben los cristianos ortodoxos al patriarca de Jerusalén camino a la iglesia de la Natividad.

Mientras en México el día de reyes es sinónimo de roscón. Este año ha batido récord: 1.440 metros de dulce que ha volado en menos de dos horas.

Publicidad