98

Publicidad

Coronavirus

Johnson habla con Macron y acuerdan dejar paso a las mercancías y evitar el desabastecimiento

Boris Johnson y Emmanuel Macron hablaron de madrugada y anunciarán nuevas medidas a lo largo del día. El temor a la mutación del coronavirus ha hecho que mas de cuarenta países prohiban vuelos desde Reino Unido por miedo a su propagación. Además, el bloqueo del Canal de la Mancha ha provocado un aislamiento que puede complicar el abastecimiento de cara a la navidad.

Boris Johnson, primer ministro británico y el presidente francés, Emmanuel Macron, han acordado esta madrugada medidas para permitir el acceso de camiones y barcos por la frontera entre Reino Unido y Francia. Los dos mandatarios explicarán en las próximas horas el acuerdo.

"La gran mayoría de los alimentos, las medicinas y otros suministros están yendo y viniendo con normalidad", ha afirmado Boris Johnson, primer ministro británico. "He mantenido una excelente conversación con el presidente francés", indicó Johnson, que insistió que "cada uno comprendió la posición del otro y queremos solucionar estos problemas tan pronto como sea posible".

La frontera entre Francia y Reino Unido había quedado cerrada ante la amenaza de la nueva cepa del coronavirus nacida en las Islas Británicas.

Fronteras abiertas

Aislado por tierra, mar y aire. Así se encuentra Reino Unido. El temor se ha trasladado a los ciudadanos británicos que esperan pacientemente para entrar a los supermercados, donde comienzan a escasear algunos productos.

Los estantes de los artículos de navidad están bastante vacíos. El primer ministro británico pide calma y aclara que solo el 20% de lo que entra y sale del continente está bloqueado, por lo que la gran mayoría de alimentos, medicinas y otros suministros llegan con normalidad al Reino Unido.

"El presidente francés, Emmanuel Macron, me ha comunicado que quería solucionar está situación en las próximas horas" ha asegurado Johnson en rueda de prensa.

Pero la realidad es está, cientos de camiones que colapsan el acceso al Eurotunel. Cerrado el puerto de Dover principal acceso marítimo a Francia y detenidos los ferrys que llegan a los Países Bajos.

En Londres, calles sin gente y estaciones con andenes vacíos y tiendas cerradas. Una situación que podría empeorar si finalmente no hay acuerdo con la Unión Europea y se produce el Brexit duro.

Publicidad