Lola June tiene dos años pero ya apunta maneras y además, lo hace a lo grande. Sus obras ya se han expuesto en la prestigiosa galería neoyorkina ChaShaMa con precios que oscilan desde los 300 hasta los 1.800 dólares. En su última muestra, se vendieron 32 de las 40 obras expuestas.

La pequeña fue descubierta por el artista Patjim Osmanaj, amigo de la madre de Lola, que pilló a la niña pintando y observó similitudes entre sus garabatos y los cuadros de artistas de la talla de Twombly y Jhon Mitchell. Su visión es estética y determinada, aunque sus padres tienen claro que, como en todo, ‘para gustos los colores’.

"En realidad es genial que hayamos recibido comentarios negativos, sabes que la gente dice: "Oye, esto es una mierda". Y creo que es cierto, ya que a veces el arte puede ser una mierda y ese es el punto.", declaraba entre risas Javier, el padre de la pequeña gran arista.

Te puede interesar...