Coronavirus

El llanto del diretor de un hospital de Túnez por la falta de oxígeno para los pacientes ingresados por COVID

En el vídeo se puede ver la angustia del director de un hospital de Túnez al quedarse sin oxígeno para los pacientes hospitalizados por la COVID-19.

En resumen
  • Espera a que un camión les abastezca.
  • El Ejército se hace cargo de la gestión de la crisis sanitaria.

Publicidad

Son estremecedoras las imágenes que llegan desde un hospital de Mateur, en el noroeste de Túnez. Como pueden ver en el vídeo que acompaña esta noticia, el director de un hospital llora desconsoladamente. Y es que, en el centro hospitalario no queda oxígeno para abastecer a los 40 pacientes ingresados por coronavirus. Están esperando a que llegue un camión que les abastezca, pero la espera se hace eterna cuando de salvar vidas se trata.

Las imágenes las captaba un periodista local, Soufien Ben Aissa. "Sucedió el domingo al inicio de la tarde, dice el reportero. Fuera había familias preocupadas, ansiosas por ver llegar el oxígeno. Pero el camión encargado de abastecer al hospital no llegó. Giré la cabeza y vi a este hombre derrumbarse, llorando, quien nos dijo que no había nada de oxígeno y que estaba perdiendo pacientes", describe Soufien a Le Parisien.

Coronavirus en Túnez

La situación epidemiológica que se vive en Túnez es complicada. Ante el aumento de los positivos y de los fallecidos durante estas últimas semanas, el presidente, Kais Saied, ha decidido poner la gestión de la pandemia en manos del Ejército. En el último balance que emitió el Ministerio de Sanidad de Túnez el martes se deducían los siguientes datos: se habían detectado 6.158 casos durante las 24 horas previas y 177 muertos por coronavirus, cifras que se elevan a 554.911 y 17.821, respectivamente en el registro total. Por su parte, las personas recuperadas hasta la fecha son 443.979.

Se trata de una situación que se veía venir y que ya fue alertada por la portavoz del Ministerio de Sanidad, Nisaf ben Alaya, que a principios de julio habló de una evolución "catastrófica". La portavoz también advirtió de la presión que estaban empezando a sufrir el sistema sanitario, que se encuentra en tasas máximas de ocupación en muchas de las provincias.

Control de las clínicas privadas

Ante el colapso de los hospitales, el primer ministro dio la orden de poner las clínicas privadas bajo el control de las autoridades en varias provincias, entre las que se encuentra Túnez. De esta manera se podrá atender a los pacientes infectados por la COVID-19 que necesitan oxígeno. Esto continuará siendo así hasta que la actividad en los centros públicos se normalice. Desde el Gobierno de España se anunció el envío de ayuda humanitaria a Túnez para tratar de ayudar al país africano a superar estos días tan complicados por culpa de la pandemia.

Publicidad