Guerra ruso-ucraniana

La llamada telefónica desesperada de un soldado ruso que combate en Ucrania: "Todo está mal, papá"

Los fuertes retrocesos de Rusia en Ucrania son cada vez más evidentes. La última muestra de ello es la llamada desesperada de un soldado ruso que combate en el frente,: "No tenemos a dónde huir".

Imagen de un soldado ruso al lado de la letra Z, símbolo de Rusia en la invasión de Ucrania

Imagen de un soldado ruso al lado de la letra Z, símbolo de Rusia en la invasión de Ucrania EFE

Publicidad

A punto de cumplirse siete meses desde que comenzara la invasión rusa de Ucrania de 2022, es Volodímir Zelenski quien va ganando la partida y Putin quien la está perdiendo. Las continuas derrotas rusas han llevado a Vladímir Putin a decretar la movilización parcial militar en Rusia, lo cual ha conducido a numerosas protestas en las principales ciudades del país, como Moscú y San Petersburgo, que han traído consigo más de un millar de detenciones a lo largo de toda la nación rusa.

Y esas derrotas se hacen cada vez más evidentes en el campo de batalla. Así lo han mostrado los servicios secretos de Ucrania, que han conseguido interceptar la llamada de un soldado ruso a su padre. En esa llamada, este soldado confirma lo que ya es un secreto a voces, y es la desesperación de los rusos ante los avances de las tropas ucranianas. "Todo está mal, papá", dice el soldado ruso en la llamada a su progenitor, añadiendo que, "además de eso, estamos perdiendo, definitivamente".

Según señala el informe publicado por el Departamento de Defensa de Ucrania, el soldado también indicó a su padre que "no tenemos a dónde huir", mostrando su preocupación por el número de heridos y asegurando que los ucranianos están triunfando en su contraofensiva relámpago y que "simplemente siguen avanzando, avanzando, avanzando". De este modo, incluso los propios rusos que combaten en el frente, reconocen que su derrota está cada vez más cerca.

Preocupa el órdago de Putin a una posible guerra nuclear

La orden de Putin de la movilización parcial militar y el posible uso de Rusia de sus armas nucleares preocupa, y mucho, a la comunidad internacional. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, intervino en la Asamblea General de la ONU este pasado miércoles y habló sobre esta cuestión, señalando que "una guerra nuclear nunca se puede ganar ni se debe librar", advirtiendo además a Vladímir Putin de que "no lo permitirán" bajo ningún concepto.

La primera ministra de Reino Unido, Liz Truss, asegura que su país continuará enviando armas a Ucrania y que mantiene el mismo compromiso que su predecesor, Boris Johnson, para conseguir que los ucranianos venzan y se lleven finalmente la victoria en la guerra. Enfrente, tienen a un Vladímir Putin que ha radicalizado su discurso y que no está dispuesto a permitir de ninguna manera que su Ejército caiga finalmente derrotado en el país vecino.

Publicidad