El mayor proyecto residencial urbano del mundo ha abierto sus puertas en Nueva York. En ese inmenso conjunto de rascacielos habrá sitio para la arquitectura, el diseño, la vanguardia y la cocina española.

Albert y Ferrán Adriá han abierto, junto con José Andrés, un proyecto llamado "la pequeña España", donde habrá comida típica de España como el cochinillo salmantino, que causa asombro entre los comensales. Los estadounidenses están descubriendo platos típicos como las patatas bravas o los churros, y como no, el jamón ibérico, "está muy bueno".

Una persona de la cola, a la espera de que el restaurante abra sus puertas dice que admira a José Andrés por su labor humanitaria.

"Es un homenaje a todas esas personas que han ayudado a que la cocina española en España y en el mundo sea lo que es", afirma José Andrés.

En Nueva York existen otros restaurantes de comida típica española, pero jamás han abierto uno de estas dimensiones ni en la zona más cotizada de Estados Unidos.