Asesino pelirrojo

En libertad "el asesino pelirrojo" de Nueva York que con 13 años mató a un niño de 4

Erick Smith llevó al bosque a Derrick Robie, un niño de tan solo 4 años, allí lo mató con una piedra.

En libertad "el asesino pelirrojo" de Nueva York que con 13 años mató a un niño de 4

Publicidad

En 1993 Erick Smith con tan solo 13 años, llevo al bosque de Savona en Nueva York a Derrick Robie, allí abusó de él y lo mato dándole golpes con una piedra. Un año después, en 1994 fue acusado culpable de asesinato en segundo grado, con una pena de 9 años con cadena perpetua.

El asesino confeso del menor de 4 años, intentó salir de prisión unas 11 veces hasta 2002, los padres de Derrick siempre se oposuieron a que el asesino quedara en la calle.

Pero ahora este mes de octubre, su caso ha dado un giro en el país americano y será liberado el 17 de noviembre, dijo el Departamento de Correcciones y Supervisión Comunitaria.

Comportamiento de Smith

El éxito de su salida es debido a las declaraciones de la familia de la víctima, las juntas de libertad condicional que analizan los antecedentes penales de un preso, su comportamiento en prisión, el riesgo que representa para la seguridad pública y las posibilidades de que pueda reintegrarse con éxito a la sociedad. Todas estas condiciones han hecho que "el asesino pelirrojo" quede en libertad en menos de un mes.

En el juicio

La defensa de Smith siempre dijo en el juicio que el joven en ese momento con 13 años, actuó bajo "el síndrome explosivo intermitente", es decir, que que le llevó a matar en un arranque de rabia patológica y sin provocación debido a que durante varios años siempre había sufrido bullying. Además, durante el juicio un psiquiatra explicó que la madre de Eric tomó un fármaco antiepiléptico durante el embarazo que pudo haber causado problemas al feto.

Pero nada de los argumentos que utilizó la defensa sirvieron para que el asesino pelirrojo fuera juzgado como un adulto.

Años basándose en el bullying

"Empecé a creer que yo no era nada ni nadie. Sentí que cuando iba a la escuela iba al infierno, porque eso es lo que era para mí" ha mantenido siempre Erick Smith, sin embargo cuando en el juicio se le preguntó por si disfrutó durante el asesinato, siempre ha contestado con la misma respuesta: "En ese momento, sí".

Publicidad