Publicidad

Peluquerías

Las peluquerías en Bélgica abren tras 3 meses y medio cerradas por el coronavirus

Esta es una de las mejores noticias que han recibido en el país belga. Desde el mes de noviembre se decretó el cierre de los establecimientos por el peligro que conllevaba debido al coronavirus.

Las peluquerías de Bélgica cerraron el pasado mes de noviembre por el aumento de casos de coronavirus, y debido a la alta posibilidad de que se produjeran contagios en dichos establecimientos a causa del contacto.

Hasta ese momento los belgas se han apañado en casa como han podido. Para muchos, es una de las mejores noticias que podían recibir.

El 1 de noviembre cerraron las peluquerías, y hoy mismo han vuelto a subir la persiana. Eso sí, lo han hecho cumpliendo unas estrictas normas de seguridad, tanto de distancia como de ventilación en el local.

Pese a las medidas que están poniendo en marcha las peluquerías, el Gobierno no se fía ya que piensan que esta medida puede suponer un millón de contactos estrechos adicionales cada semana.

Algunos peluqueros ejercían clandestinamente

"Estamos muy felices, todo el mundo estaba esperando este momento", explica la dueña de un local. "Ya necesitaba venir, es una magnífica noticia", afirman varios de sus clientes.

En muchas de las peluquerías hay hasta dos semanas de lista de espera, ya que apenas hay un solo hueco. En otro establecimiento la distancia de seguridad entre cada cliente es de 10 metros cuadrados y mucha más ventilación.

Durante este tiempo, muchos belgas llegaron a cruzar la frontera francesa porque ahí las peluquerías si estaban abiertas. Por este motivo, las ventas de las maquinillas caseras se han doblado.

No obstante, algunos peluqueros se han visto obligados a ejercer de forma clandetina para poder ingresar durante estos meses, pese a arriesgarse a multas de 750 euros: "Muchos han acudido a las casas de los clientes", nos cuenta Sandra Guerra, peluquera en Bélgica.

Publicidad