Las lluvias torrenciales registradas este lunes en el este de Estados Unidos han dejado inundaciones en la capital, Washington, y han provocado filtraciones en la Casa Blanca.

"Esta es una situación que amenaza la vida. ¡Busca un terreno más alto ahora!", ha advertido el Servicio Meteorológico Nacional en el marco de las fuertes precipitaciones que han dejado hasta el momento unos 84 milímetros en el Aeropuerto Nacional Reagan.

Se trata del séptimo día más húmedo de julio desde que se inició el registro en 1871, ha indicado el meteorólogo del NWS Marc Chenard.

El agua se ha filtrado a través del techo de las estaciones de metro y las arterias principales de la ciudad, donde se encuentran los principales museos y monumentos de Washington, que han permanecido cerrados este lunes.

El personal de emergencia local ha informado de que se han efectuado una quincena de rescates, principalmente de personas atrapadas en el interior de sus vehículos.