Un nuevo caso de maltrato en una guardería de Jerusalén ha provocado protestas en las calles. La que los maltrata es una chica de 25 años, Carmél Mauda, detenida hace dos semanas. De hecho, en el interrogario la acusada declaró que tuvo un mal día y que actuó como 'satán'.

En las imágenes se ve cómo la maestra golpea fuertemente a los bebés con toallas. Les da en la cabeza y en el cuerpo. Las cámaras graban las agresiones como la de un niño al que lanza contra una colchoneta y la de otro al que le mueve la cabeza de forma brusca y lo inmoviliza sentándose encima casi asfixiándolo.

En ocasiones, otra maestra está presente pero ni se inmuta mientras a uno de los pequeños niño le ata las manos a la espalda en un silla. Incluso les hace tragar su vómito.

Cuando los padres vieron las imágenes, se desató la ira y fueron a protestar a las puertas de su casa familiar. Ayer, además, provocaron un incendio en la vivienda. El rechazo se extiende por todo el país y este domingo ha habido protestas en otras seis ciudades y frente a la residencia del primer ministro.

Benjamin Netanyahu se ha visto obligado a tomar medidas y ha prometido que, partir de septiembre, la ley permitirá instalar cámaras dentro de las guarderías. Además, pide que no se responda a esta situación con más violencia.