120.00

Publicidad

Coronavirus

En los supermercados de Italia entran "de uno en uno" y se guarda más de un metro de distancia para frenar los contagios por el coronavirus

Otro país muy afectado por la expansión del coronavirus es Italia. Allí ya llevan 463 muertos y más de 9 mil contagiados. Desde hoy todo el país está en cuarentena, y hay mucha preocupación. Los hospitales están desbordados y también los supermercados.

La expansión del coronavirus no se detiene, de momento, en Italia. Ya hay más de 9 mil contagiados por el COVID-19 y 463 personas han fallecido desde el inicio del brote.

Anoche el Gobierno decidió dar orden de confinamiento en todo el país por el coronavirus y desde entonces se ven largas colas en los supermercados, uno de los pocos recorridos permitidos.

Distancia de seguridad frente al contagio del coronavirus

Pero son horas de espera para entrar a los supermercados, hay que hacerlo de uno en uno, rezan los carteles, y guardando la distancia aconsejada. " He estado 30 o 25 minutos para entrar, hay colas que dan vueltas por todo el supermercado, te lo dejan en el mostrador, se apartan un metro o más de un metro y tú entonces te puedes acercar".

¿Cuáles son los motivos que permiten salir de casa?

Se han cerrado colegios, universidades, cines, teatros y hasta la basílica y la plaza de San Pedro. Nadie puede entrar o salir de su lugar de residencia salvo por "motivos de trabajo, visita médica o si tienes que hacer la compra o atender a un pariente que necesita ayuda" para evitar contagios por coronavirus.

Sistema sanitario colapsado

El sector sanitario está en una situación grave debido al coronavirus. Las Unidades de Cuidados Intensivos de los Hospitales repletas, no hay camas ni respiradores. No hay turnos y los médicos y enfermeras terminan agotados.

La región de Lombardía está estudiando el cierre de comercios y del transporte público excepto los supermercados y las farmacias, al menos durante 15 días. Mientras, el gobierno, para aligerar el peso a las familias durante este tiempo de confinamiento, sopesa suprimir los pagos de hipotecas y de impuestos.

Publicidad