Ladrón arrepentido

Un ladrón se arrepiente y devuelve los 7.500 euros que había robado en una farmacia: "He hecho una tontería"

El ladrón se presentó en la farmacia en la que había robado 7.500 euros para devolver el botín asegurando que estaba desesperado y había hecho "una tontería"

Un ladrón se arrepiente y devuelve los 7.500 euros que había robado en una farmacia: "He hecho una tontería"

Publicidad

Un ladrón se presentó el jueves en una farmacia de Roma y robó 7.500 euros. El dependiente llamó a la Policía para que iniciara una investigación y poder recuperar el dinero, pero el caso dio un giro inesperado porque el propio ladrón se presentó al día siguiente para devolver el botín. Pidió perdón y aseguró que se había dado cuenta de que era "una tontería".

El jueves, día del robo, el ladrón amenazó al dependiente de la farmacia con una pistola de juguete para intimidarlo y que este le diese el dinero de la caja del establecimiento. En ese momento, el farmacéutico no se percató de que el arma era de mentira. El ladrón, que también llevaba el rostro cubierto, huyó corriendo por las calles de Roma.

El dueño de la farmacia llamó a la Policía muy asustado para denunciar lo que había ocurrido. Los agentes se presentaron en el local y, tras tomarle declaración, iniciaron una investigación para tratar de localizar al atracador.

Sin embargo, este era un 'ladrón arrepentido' y el caso dio un vuelco. Solo un día después del suceso, el ladrón se presentó en la misma farmacia para pedir perdón y devolver todo lo que se había llevado. Lo hizo con la cara cubierta y a primera hora cuando el dueño de la farmacia se disponía a abrir. Según el farmacéutico, la explicación que este le dio fue que estaba "desesperado" porque había perdido su trabajo.

"He hecho una tontería, aquí está el dinero", le dijo al propietario que llamó al cuartel de los carabineros para explicarles lo que acababa de ocurrir. Aunque el ladrón ya se ha arrepentido y ha devuelto todo el botín, los agentes continúan investigando para tratar de localizarlo. Ahora, analizan las cámaras de seguridad y las posibles huellas que dejó en su huida.