116.010500

Publicidad

Coronavirus

Temor en EEUU ante un posible aumento de casos por coronavirus tras el día de Acción de Gracias

Un día más, Estados Unidos vuelve a alcanzar un récord de contagios y de fallecidos. La segunda oleada golpea con fuerza y los epidemiólogos advierten de que aún no se ha llegado al pico.

Siempre con ella puesta, ahora Joe Biden quiere que todo EE.UU. lleve obligatoriamente la mascarilla para protegerse del coronavirus. Será una de sus primeras medidas al llegar a la Casa Blanca. Porque las perspectivas, asegura, no son buenas.

"Es posible que perdamos a otras 250.000 personas entre hoy y el mes de enero". Las gráficas le dan la razón. Por ejemplo ésta. Muestra el avance del coronavirus en el país desde el mes de octubre hasta ahora. Y los expertos aseguran que aún no ha llegado lo peor.

Después de Acción de Gracias y en menos de 5 días, los fallecidos por coronavirus han pasado de estar por debajo del millar a rozar los tres mil diarios.

En esta batalla, Joe Biden quiere a su lado a Anthony Fauci, el hombre al que su antecesor Donald Trump ninguneó y que ha sido elegido por la revista People como una de las personas del año. "Es el arma que nos hará ganar esta guerra" ha asegurado el gobernador de Nueva York que no se refiere a Fauci, sino a la vacuna del coronavirus.

Y desde la vecina Canadá, el primer ministro de la provincia de Manitoba se emociona al tener que decir esto. "Soy el hombre que os va a robar la Navidad para manteneros a salvo porque necesitáis hacer esto ahora. Necesitáis hacer lo correcto". Sin duda, el mensaje más difícil esta navidad.

Publicidad