La Familia Real Británica se blinda ante los insultos en la red. Este lunes han publicado una nueva guía para su uso de las redes sociales en la que advierten que bloquearán a los usuarios que dejen comentarios ofensivos en las cuentas oficiales de sus miembros.

Esta medida surge como reacción a los abusivos insultos y ofensas que reciben Meghan Markle, la esposa del príncipe Enrique, y Kate Middleton, la esposa del príncipe Guillermo. La realeza Británica condena através de esta guía los mensajes difamatorios, obscenos, amenazadores y que inciten al odio y a la discriminación.

Las nuevas normas señalan que los mensajes que se publiquen en las cuentas oficiales del Palacio de Kensington (residencia oficial de Guillermo y Enrique) así como del resto de miembros de la realeza, podrán ser ocultados, borrados e incluso remitidos a la policía en caso de que atenten contra la ley.