26.005167

Publicidad

Nueva York

La policía abate a un hombre que disparaba al aire en la escalinata de la Catedral de San Juan en Nueva York

La policía de Nueva York ha abatido a tiros a un hombre que disparaba al aire en la escalinata de la Catedral de San Juan mientras el coro actuaba ante decenas de personas.

Un hombre comienza a disparar al aire en la escalinata de la Catedral de San Juan en Nueva York mientras el coro estaba actuando ante decenas de personas en un espectáculo navideño.

La policía llega inmediatamente al lugar y logra abatir al individuo. Uno de los disparos le alcanza en la cabeza y el hombre poco después fallecía en el hospital. En su mochila la policía ha encontrado una lata de gasolina, cuchillos, cinta adhesiva y una biblia.

De momento se descarta que sea un atentado terrorista

Se está investigando el suceso pero, en principio, no se cree que se trate de un acto terrorista. El hombre, al parecer, padecía una "enfermedad mental".

El atacante , de 52 años de edad, comenzó a gritar sobre las escaleras de la catedral que quería ser asesinado mientras realizaba varios disparos, según relataron algunos testigos al New York Times. Testigos presenciales aseguran que el atacante, quien portaba dos armas de fuego, realizó al menos una veintena de disparos, después de que finalizara el concierto navideño.

Los feligreses se refugiaron dentro de la Catedral

Parte de los asistentes, entre los que se encontraba el obispo de Nueva York, corrieron a refugiarse dentro de la iglesia antes de que apareciera la Policía. Nadie ha resultado herido.

"Los feligreses de la Catedral de San Juan el Divino, la audiencia del concierto, el clero y el personal están a salvo", comunicó una de las portavoces de la diócesis Episcopal de Nueva York, Isadora Wilkenfeld.

Aún no está identificado

El atacante vestía por completo de negro, llevaba gorra y mochila, así como una mascarilla con la bandera de la República Dominicana, según muestran algunas de las fotografías difundidas por la prensa estadounidense.

Poco después, la Policía de Nueva York ha informado de que el sospechoso tenía "un largo historial criminal" y se sospecha que podría ser el dueño de una bolsa que se halló en el lugar de los hechos en la que había un pequeño bidón de gasolina, cuerda, alambre, varios cuchillos, una Biblia y cinta adhesiva.

Publicidad