convoca a los gobiernos el 23 de octubre

La ONU pide a la comunidad internacional solidaridad con los refugiados rohingya

Naciones Unidas ha explicado que llegan a diario inmigrantes rohingya que se han quedado sin nada a los campos de refugiados de Bangladesh, atestados de personas y que en muchos casos carecen de servicios básicos como agua potable o atención médica.

Publicidad

Naciones Unidas ha pedido a la comunidad internacional solidaridad con los más de 500.000 refugiados rohingya que han huido a Bangladesh por la discriminación, la persecución y la violencia desatada en su contra en Birmania por parte de las autoridades del país.

El comunicado --emitido por el director del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, el secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios y Emergencias, Mark Lowck, y el líder de la Organización Internacional para la Inmigración, William Lacy Swing-- convoca a los gobiernos a una conferencia el 23 de octubre en Ginebra para afrontar "esta emergencia de primer nivel".

La ONU y sus socios lanzaron recientemente un Plan de Acción Conjunta para apoyar y aumentar la ayuda humanitaria en Bangladesh, cuya implementación precisa de 434 millones de dólares (unos 367 millones de euros), una cifra que la organización pretende alcanzar durante la conferencia. "Se trata de una oportunidad para que los gobiernos muestren su solidaridad y compartan esta responsabilidad", según recoge el comunicado.

Además, el documento agradece el trabajo humanitario que están realizando en el terreno voluntarios, varias ONG y el Gobierno de Bangladesh, pero insiste en que se necesita más ayuda urgente para afrontar "la crisis de refugiados que crece más rápidamente en todo el mundo".

Naciones Unidas ha explicado que llegan a diario inmigrantes rohingya que se han quedado sin nada a los campos de refugiados de Bangladesh, atestados de personas y que en muchos casos carecen de servicios básicos como agua potable o atención médica.

Por ello, la organización ha destacado que ante esta situación crítica la ayuda humanitaria es la única capaz de ofrecer alimento, agua, cuidado sanitario y de cubrir otras necesidades básicas en los campos y en las comunidades de acogida.

Publicidad