69.994500

Publicidad

Coronavirus

El inolvidable cumpleaños que vecinos de Texas organizan para el pequeño Raiden, huérfano de padres por el coronavirus

Un niño de Texas ha perdido en el último año a su padre y a su madre víctimas del coronavirus. Los vecinos de su barrio se han volcado en la celebración de la fiesta de cumpleaños de Raiden.

La tragedia que vivió el pequeño Raiden en medio de la pandemia del coronavirus se ha convertido en una bonita historia de solidaridad que ha traspasado fronteras. Raiden González cumplió el pasado domingo 5 años y gracias al cariño y apoyo de sus vecinos ha tenido una fiesta de cumpleaños que no olvidará jamás y que por unas horas ha logrado sacar de su mente la muerte de sus padres con cuatro meses de diferencia, ambos por COVID-19.

Raiden vive en San Antonio, Texas y perdió a sus padres a causa del coronavirus, su historia se ha dado a conocer en todo el mundo y gracias a la solidaridad de la gente se ha conseguido reunir más de 170.000 dólares en donaciones.

En junio murió por coronavirus el padre de Raiden, un joven Adán González de 33 años y en octubre por la misma causa falleció su madre Mariah Salinas, de 29 años. El pequeño vive ahora con su abuela Rozie Salinas quien achaca en parte la rapidez del deceso de su hija al deteriorado estado de ánimo de su hija tras la muerte de su esposo Adán, el pasado 26 de junio.

"Quizás fue la tristeza por haber perdido a su marido; ella se encontraba muy deprimida", dijo Salinas, quién ahora tiene la custodia de Raiden. A través de la plataforma GoFundMe se promovió una cuenta de colaboración para ayudar a la abuela y al pequeño.

El pasado domingo Raiden cumplió 5 años y, su único deseo era que "que sus padres ya no fueran ángeles", sin embargo los vecinos del niño han logrado arrancarle una sonrisa que no olvidará jamás.

No ha faltado cariño en su fiesta de cumpleaños, hasta Batman y Papá Noel han hecho un hueco en sus agendas para ir a felicitar a Raiden, que no solo ha tenido el coche bomberos que tanto deseaba como regalo sino que ha podido subirse a uno de verdad.

Publicidad