Las muertes de una niña y su padre salvadoreños al intentar cruzar el río Bravo, frontera entre México y Estados Unidos, reflejan las "fallidas políticas" de los presidentes de ambos países para parar el flujo migratorio, denunció este miércoles la organización Amnistía Internacional (AI).

"Las trágicas imágenes de los cuerpos sin vida de un padre salvadoreño y su pequeña hija en el río Bravo, en un intento por cruzar la frontera México/EEUU, son el retrato de las fallidas políticas de Donald Trump y (Andres Manuel) López Obrador, de intentar parar el flujo con fuerza militar", apuntó en un comunicado la directora para las Américas de AI, Erika Guevara-Rosas.

La representante de Amnistía añadió que "las personas huyen de la violencia extrema, la falta de protección de sus gobiernos, de la profunda desigualdad y discriminación". Finalmente, agregó que "ni un muro de concreto, ni de soldados con armas, les van a detener. Solo hacen de su intento por protegerse uno de vida o muerte".

La tragedia ocurrió la tarde del domingo en la ciudad de Matamoros, en el nororiental estado mexicano de Tamaulipas, aproximadamente a un kilómetro del puente nuevo internacional. El lunes, la madre y esposa de los fallecidos, Tania Vanessa Ávalos, a quien se logró rescatar, informó a las autoridades de que el agua se llevó primero a la niña y fue su padre quien salió en su ayuda, pero ambos fueron llevados por la corriente del río y desaparecieron.