Publicidad

Covid-19

La Comisión debatirá la creación de un 'pasaporte covid' ante la reticencia de algunos países

Países más turísticos como España o Portugal apoyan la creación de un pasaporte que informe que estás vacunado del coronavirus para poder viajar entre países, aunque Francia o Alemania se muestran más reticentes a esta medida.

En resumen

Durante la reunión de la Comisión que se celebrará virtualmente entre este jueves y mañana se van a debatir temas sobre cómo acelerar el proceso de vacunación y también de las restricciones a los viajes.

Los líderes europeos debatirán esta tarde como impulsar la vacunación masiva del coronavirus ante los continuos retrasos de las empresas farmacéuticas que las distribuyen.

En esta cita participará Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y asegura que él seguirá insistiendo en la creación de los conocidos 'pasaportes de vacunación'.

Los países que dependen del turismo como España, Italia, Grecia, Chipre, Malta o Portugal apoyan la creación del pasaporte como una forma de agilizar la movilidad entre países.

Entre los países nórdicos como Dinamarca o Suecia ya lo están desarrollando.

Los países como Francia, Alemania, Bélgica, Holanda, Luxemburgo son más reticentes a esta medida porque desconocen si quienes han sido vacunados pueden transmitir el coronavirus y temen que se pueda interpretar como una obligación para vacunarse. Aunque poco a poco comienzan a verlo bien para reavivar los viajes de negocio.

Desde la Comisión señalan que este pasaporte de vacunación tendría que estar coordinado con organizaciones internacionales y otros países, para que así pueda facilitar la movida entre europeos y de otros viajeros que no sean de Europa.

Piden también que para quien no se haya podido vacunar y quiera viajar a otros países, pueda hacerlo presentando una prueba negativa de PCR.

Bruselas quiere que esto sea una medida consensuada por todos los países miembros, pero lo ve prematuro porque todavía hay muy poca población inmunizada. En lo que sí hay consenso es en que nunca se impondría un pasaporte para poder viajar, sino que sería una forma de "agilizar" los viajes, por ejemplo eximiendo de PCR en origen a los que lo tengan.

Publicidad