20.991667

Publicidad

Casa Real británica

Así fue la atípica celebración de cumpleaños de la reina Isabel II por el coronavirus: sin su familia y en Windsor

La crisis del coronavirus ha provocado que en el 'Trooping the Colour' solo participaran una banda militar y unos guardias galeses en el Palacio de Windsor, siendo la segunda vez, durante el reinado de Isabel II, que la ceremonia no se celebra en Londres.

En resumen
  • Ninguno de los familiares cercanos a la soberana asistió al acto

La Reina Isabel II cumplió 94 años el pasado 21 de abril y lo ha celebrado durante un sábado en el mes de junio, como manda la tradición. Este año, la celebración ha tenido lugar en el castillo de Windsor y no en la avenida The Mall, en la ciudad de Londres, donde habitualmente se celebra y se puede ver a miembros de la guardia real y a la familia real en el balcón del palacio de Buckingham.

La crisis del coronavirus ha provocado el cambio de escenario del "Trooping the Colour", nombre con el que se conoce la ceremonia que celebra el cumpleaños de la soberana. Además, ha sido el primer acto oficial en público de la Casa Real británica desde mediados de marzo, cuando comenzó la pandemia.

Un cumpleaños diferente

El coronavirus no solo ha provocado cambios en la ubicación de la ceremonia, sino también en el ritual puesto en escena: solo participaron una banda militar, que interpretó el himno nacional, y unos guardias galeses que hicieron el desfile en el cuadrilátero del castillo de Windsor, todos manteniendo la distancia de seguridad necesaria para evitar contagios.

La Reina Isabell II salió, puntual, a las 10:00 horas al cuadrilátero, vistiendo un abrigo verde pálido, pamela a tono, su collar de perlas de varias vueltas y un bolso negro, para seguir atentamente el desfile de los guardias galeses, con sus uniformes rojos y altos sombreros negros.

Durante la ceremonia no estuvieron presentes ninguno de los familiares más cercanos a la soberana. Tampoco volaron los aviones de la Real Fuerza Aérea británica (RAF) para dibujar una estela en el cielo con los colores de la bandera del Reino Unido.

Es la segunda vez durante los 68 años del reinado de Isabel II que el desfile militar no puede hacerse en Londres. La anterior fue en 1955, con motivo de una huelga nacional de trenes.

Publicidad