DETENIDO DURANTE LA MANIFESTACIÓN EN APOYO A LAS PUSSY RIOT

Kasparov podría ser condenado a cinco años de cárcel por 'morder a un policía'

El opositor ruso y ex campeón mundial de ajedrez Garry Kasparov ha sido convocado por la policía para interrogarle acusado de morder a un policía el pasado viernes en Moscú, por lo que podría cumplir cinco años de condena.

El ex campeón mundial de ajedrez Garry Kasparov

Publicidad

El opositor ruso y ex campeón mundial de ajedrez Garry Kasparov, ha anunciado este lunes que la polícia le ha convocado para interrogarle por la presunta agresión a un policía al que habría mordido el pasado viernes en Moscú.

"Quieren interrogarme por la presunta agresión a un policía" aseguró.  Además el Comité de seguridad de Rusia  tendrá que decidir si habrá una investigación criminal contra mí", ha declarado Kasparov en un comunicado publicado en su página web, Kasparov.ru.en.

El ajedrecista fue detenido en Moscú el viernes pasado durante una manifestación en apoyo al grupo  Pussy Riot. La detención se produjo en las inmediaciones del tribunal que ha condenado a dos años de cárcel a las jóvenes de Pussy Riot, sentenciadas por cantar una "oración punk" contra Vladimir Putin en el interior de un templo ortodoxo.

El ex campeón mundial ha sido citado este lunes en la comisaría del centro de Moscú, el mismo lugar donde fue llevado después de su arresto el pasado viernes, y puesto en libertad unas horas más tarde.

Según la legislación rusa, agredir a un agente de policía puede ser castigado con una multa de hasta 200.000 rublos (unos 5.000 euros) y hasta cinco años de internamiento en prisión.

"Hay muchos vídeos que circulan por Internet en los que se puede ver como los  policias me detuvieron mientras hablaba con los periodistas y luego me golpearon", dijo Kasparov, quien además añadió que tiene pensado presentar una denuncia por detención ilegal y abuso de poder policial.

"Existen muchos vídeos y fotos que desmienten las acusaciones de que agredí a un policía y le mordí en la mano", escribe el opositor. "No hay ninguna prueba que demuestre un mordisco ni una herida a un policía, ni de ninguna reacción por su parte" en un acto de este tipo continúa. Kasparov. "Las acusaciones son infundadas y en cualquier país libre con una justicia independiente habrían sido inmediatamente rechazas", afirma Kasparov.

Publicidad