Chico con dificultad de aprendizaje asesinado

Publicidad

LOS OFICIALES FUERON CAPACES DE CONSEGUIR EL VÍDEO COLGADO EN LA NUBE

Juzgan a dos jóvenes que mataron a un chico con discapacidad al provocarle 99 lesiones por todo el cuerpo

Joshua Hack y Keith Lowe llamaron a Brendan Manson, un chico con discapacidad, haciéndole creer que querían pasar tiempo con él. Sin embargo, en el momento que la víctima llegó le golpearon hasta acabar con su vida.

antena3.com | Madrid
| 19.02.2017 13:35

Dos jóvenes llamados Joshua Hack y Keith Lowe se enfrentan a una sentencia de la Corte de la Corona de Leicester este lunes por golpear a un chico con dificultades de aprendizaje hasta ocasionar su muerte.

Los agresores grabaron en vídeo la agresión diciéndole a la víctima que sonriese a la cámara.

En un primer momento los asesinos llevaron a Brendan Manson a un parque, haciéndole creer que querían pasar tiempo con él. Sin embargo, cuando llegaron, lo colgaron en un árbol y lo golpearon mientras se burlaban del chico.

Brendan no aguantó las agresiones y perdió el conocimiento, pero los culpables lejos de preocuparse siguieron recurriendo a la crueldad, desnudándolo y arrojando su cuerpo a un estanque.

Fueron los encargados del cuidado del parque quienes encontraron a Mason desnudo, inconsciente y sangrando. Posteriormente un helicóptero le trasladó al Hospital Walsgrave en Coventry.

Una vez allí, los médicos descubrieron que tenía 99 lesiones distintas en la cabeza y el cuerpo, incluyendo daños cerebrales, cinco costillas rotas y un pulmón colapsado. Todo esto originó su muerte.

Hack admitió previamente lo ocurrido. Sin embargo, Lowe negó todo y trató de borrar el vídeo con las escenas del crimen.

La policía fue capaz de conseguir el contenido audiovisual colgado en la nube y Keith Lowe no tuvo más remedió que reconocer su culpabilidad, según informa Metro.

"Brendan conocía a los acusados ​​y los consideraba amigos, y ellos lo atrajeron al parque con la plena intención de hacerle daño", explica el inspector jefe Mick Graham.

"No es justo cómo dos malas personas pueden hacer una cosa tan horrible y dejar este enorme agujero en nuestra vida que nunca se podrá volver a llenar.Brendan era un hombre encantador y estaba muy feliz. Tenía numerosas dificultades en el aprendizaje y una visión muy pobre hacia la vida muy fácil a los demás", informa en un comunicado la familia.

"La policía ha tenido gran importancia en nuestra vida estos últimos siete meses, han sido sorprendentes, pero nunca habrá cierre para nosotros", añade la familia.

Tras conocerse todo lo ocurrido, Hack y Lowe serán sentenciados este lunes en la Corte de la Corona de Leicester.

Publicidad