Iowa

Juzgan a los dos alumnos que mataron a su profesora de español a golpes con un bate por ponerles una mala nota

Los jóvenes planearon el asalto a la profesora de 66 años por una mala calificación. Aunque son menores, tendrán un juicio como adultos.

Bate de béisbol

Bate de béisbol Pixabay

Publicidad

Una mala nota la sentenció. Un terrible suceso tuvo lugar en Iowa (Estados Unidos) el año pasado y ahora se está celebrando el juicio. Una profesora de español le puso una mala calificación a dos alumnos y estos la mataron. Nohema Graber, de 66 años, fue encontrada muerta en un parque de la ciudad de Fairfield, varias horas después de haber anunciado su desaparición el 2 de noviembre de 2021, según las autoridades locales.

Los responsables de su asesinato, Jeremy Goodale y Willard Miller, la mataron cuando tenían 16 años, de acuerdo con la documentación presentada por la Fiscalía, según informa la cadena BBC. La asesinaron a golpes con un bate de béisbol.

Ambos menores están acusados de homicidio en primer grado y conspiración. Serán juzgados como adultos debido a las circunstancias del caso. Al parecer, y según la Fiscalía, la profesora condujo hasta un parque donde solía salir a pasear todos los días después del trabajo.

Planearon el asesinato

Era sabido que la profesora acudía a diario al parque. Los alumnos acecharon a su víctima y la golpearon hasta la muerte con un bate de béisbol. Luego, escondieron su cuerpo. Willard Miller y Jeremy Goodale tenían "detalles específicos" sobre la desaparición y el asesinato de Graber.

"Los detalles incluían, entre otros, el motivo para matar a Graber, la planificación y ejecución de los medios para matar a Graber, así como los intentos deliberados de ocultar el crimen", según las denuncias penales contra los adolescentes. Al registrar los domicilios de los jóvenes, encontraron rastros de sangre.

Las explicaciones de uno de los acusados

En un primer momento, Willard Miller, uno de los acusados, negó cualquier implicación en la desaparición de siu profesora Nohema Graber. Sin embargo, más tarde reconoció que estuvo presente pero no participó en el asesinato. Según su testimonio, que recoge 'Los Ángeles Times', fue un grupo de chicos enmascarados quien acabó con la vida de la mujer y después les obligaron a ayudar a mover el cuerpo y trasladarlo.

Publicidad