Manifestantes trumpistas asaltan el Capitolio de Estados Unidos

Publicidad

Asalto al Capitolio

La Justicia de Estados Unidos prevé acusar de "sedición y conspiración" a "varios centenares" de los asaltantes al Capitolio

Michael Sherwin, fiscal federal interino en el Distrito de Columbia, ha confirmado que se han abierto más de 170 investigaciones contra individuos que han sido identificados como potenciales responsables de "delitos dentro y fuera del Capitolio". Los cargos por sedición pueden conllevar penas de hasta 20 años de cárcel.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos trabaja sin descanso para tratar de juzgar a todas las personas que sean identificadas en el asalto al Capitolio del pasado miércoles. Un ataque "sin precedentes" y por el que se prevé juzgar a "varios centenares" de personas, que se enfrentan a delitos de "sedición y conspiración".

"Estamos apuntando a cargos significativos de sedición y conspiración", indicó Michael Sherwin, fiscal federal interino en el Distrito de Columbia, donde se encuentra Washington, al resaltar la gravedad de la caótica jornada ocurrida el pasado miércoles, que dejó cinco personas fallecidas, entre ellas un policía.

Sherwin aseguró que ya han abierto más de 170 investigaciones contra individuos que han sido identificados como potenciales responsables de "delitos dentro y fuera del Capitolio", y señaló que la gama de casos y conductas delictivas que están analizando "es realmente alucinante".

"La magnitud de esta investigación va a requerir mucho trabajo y esfuerzo. No se va a resolver de la noche a la mañana o en las próximas horas, va a tomar mucho tiempo", agregó.

Penas de cárcel de hasta 20 años por el delito de sedición

El fiscal interino puntualizó que "este es sólo el comienzo" al detallar que empezarán por presentar los cargos más simples y que después, mediante denuncias penales, buscarán arrestar a personas en diferentes puntos del país.

En específico, apuntó que han conformado una fuerza de fiscales que se encargará de trabajar en los cargos de sedición y conspiración "relacionados con los actos más atroces que ocurrieron en el Capitolio", adonde seguidores de Trump irrumpieron mientras los legisladores procedían a certificar la victoria electoral del demócrata Joe Biden.

Los cargos de sedición, sostuvo, pueden acarrear una pena de hasta 20 años de cárcel.

Por su parte, el jefe de la oficina en Washington del FBI, Steven D’Antuono, aseguró en la misma conferencia de prensa que "la brutalidad que el pueblo estadounidense vio conmocionado e incrédulo" el pasado 6 de enero "no será tolerada por el FBI".

"Los hombres y mujeres del FBI no dejarán piedra sin remover en esta investigación", agregó D’Antuono, al apuntar que en solo seis días han abierto más de 160 casos y que esto sólo es "la punta del iceberg".

Publicidad