Pornografía

Un juez obliga a unos padres a indemnizar a su hijo por tirar su colección de pornografía

Los padres, al ver que había llevado pornografía en las cajas de mudanza, decidieron tirarla a la basura y no mandársela. El juez les obliga a indemnizarlo por ello.

Un juez obliga a unos padres a indemnizar a su hijo por tirar su colección de pornografía

Pixabay Un juez obliga a unos padres a indemnizar a su hijo por tirar su colección de pornografía

Publicidad

Un juez falló que los padres de un hombre de 42 años tendrán que compensar económicamente a su hijo por haber tirado la colección de pornografía a la basura. Dicha colección estaba valorada en 29.000 dólares. Los hechos han ocurrido en Estados Unidos.

David Werking demandó a sus padres en 2019 por tirar a la basura la colección de películas y revistas pornográficas que guardaba en cajas cuando tuvo que mudarse temporalmente a vivir con ellos. Le tendrán que indemnizar con 30.441 dólares y con 14.500 dólares al abogado de su hijo.

El juez encargado del caso falló a favor de David Werking. Señaló que sus padres no tenían autorización ni derecho para destruir material pornográfico para adultos de su hijo. "No hay duda de que la propiedad destruida pertenecía a David y que los acusados admitieron haber destruido la propiedad", indicó el juez.

En las alegaciones, Werking señala que nada del material era ilegal y que, cuando se lo reclamó a sus padres, le respondieron que los habían destruido todos mediante un intercambio de correos electrónicos en 2018.

12 cajas llenas de pornografía

Paul Weking, el padre, reiteró que "habían contado 12 cajas de mudanza llenas de pornografía y dos cajas con 'juguetes sexuales'". Ese mismo día decidió destruir el material, algo que les tomó bastante tiempo.

Después del suceso, en una conversación telefónica con un agente de la oficina del alguacil, el padre no tuvo problema en admitirlo. "Lo creas o no, una de las razones por las que destruí tu pornografía fue por tu propia salud mental y emocional", escribió a su hijo.

La madre de David Weking, Beth Weking, le advirtió antes de llevar sus cosas que no trajera nada de su material pornográfico a la casa. Sin embargo, no lo cumplió.

Tras revisar las pertenencias para mandárselas a su nueva casa, la madre descubrió la gran cantidad de pornografía de su hijo. El matrimonio no envió las cajas a la dirección de su hijo y decidieron destruirlo.

Publicidad