Un juez de Nueva Jersey en Estados Unidos ha pedido clemencia para un acusado de violar y grabar a una joven en una fiesta porque era menor de edad en ese momento.

Lo que más ha sorprendido es que el juez la pide también porque el joven procede de una buena familia y sacaba buenas notas.

Los hechos se remontan a hace dos años cuando la joven estaba en una fiesta junto con otros jóvenes. El acusado, valiéndose que la víctima estaba en estado de embriaguez, la introdujo con sus compañeros en un sótano.

Allí la golpearon y él la violó. Los jóvenes grabaron la escena y la difundieron pese a que la chica les pidió que no lo hicieran.