Connie Inglis es una superviviente. Tras 12 años de lucha esta joven superó la anorexia y ahora es una instagramer con más de 88.000 seguidores. Utiliza su cuenta para animar a la gente a que quiera su cuerpo y aleje los complejos.

Ahora tiene un peso saludable, pero hace dos años pesaba lo mismo que un niño de 5 años. Connie lanza desde sus fotografías mensajes de ánimo y fuerza para otras personas que están luchando en este momento.

"¡Quiero que sepas que es posible! ¡Es posible salir de la oscuridad! ¡Sigue adelante! ¡Puedes pasar este infierno y estaré contigo en cada paso del camino! ¡¡¡¡Podemos hacerlo juntos!!!!"

Connie fue hospitalizada hasta en tres ocasiones en nueve años, según ha publicado la BBC. "Solo quería perder peso, llegué al punto de que estar en el hospital no era suficiente. Lo único que me parecía bien es que mi corazón se detuviese". Las fotografías que Connie comparte no tienen photoshop, ni filtros, ella quiere mostrar la realidad de su cuerpo. Su historia se contará en un documental de la BBC próximamente.