Una niña de origen hondureño ha muerto después de ser quemada, golpeada y asfixiada por parte de la pareja de su madre. El suceso ha ocurrido en Nueva Jersey. La menor también había sufrido abusos sexuales, por lo que el hombre está acusado de agresión sexual agravada en primer y segundo grado.

Un vecino fue quien encontró a la niña inconsciente y la trasladó al hospital, donde certificaron su muerte. La autopsia determinó que la pequeña había sido quemada con agua hirviendo. El acusado se encuentra en el Centro Correccional de Nueva Jersey a la espera de declarar el 27 de agosto.