Un hombre de 27 años ha fallecido de un paro cardíaco después de tomar agua helada al terminar de jugar al fútbol en Piura, Perú. Ludwin Flores Nole, jugador amateur del Club Los Rangers, había jugado un partido de fútbol junto a sus amigos por el Día del Trabajo.

Su esposa ha contado en unas declaraciones recogidas el diario Crónica que Flores Nole llegó a casa después de practicar deporte y tomó un vaso de agua helada. "Poco después se puso mal, le dolía el pecho y lo llevamos a una clínica, pero falleció en el trayecto. El médico nos dijo que había sufrido un paro cardiorrespiratorio fulminante", asegura su pareja.

El infarto pudo producirse porque el joven bebió "agua demasiado fría cuando su cuerpo se encontraba caliente", explicó el médico.