SE TRATA DE UNA JOVEN CHINA

SE TRATA DE UNA JOVEN CHINA

Una joven embarazada tiene que elegir entre salvar la vida de su hermano o de su hijo no nacido

La joven Yang Li se ha tenido que enfrentar a una cruel decisión. A las 12 semanas de embarazo los médicos le informaron que sólo un trasplante suyo salvaría la vida de su hermano, pero ese trasplante de médula ósea dañaría su feto. Finalmente la mujer decidió abortar y ofrecerle a su hermano la posibilidad de comenzar una nueva vida.

Yang Li, en el hospital
Yang Li, en el hospital | Daily Mail

Polémica en China por la disyuntiva que los médicos han planteado a una joven embarazada: salvar a su hermano mayor o a su hijo, todavía no nacido.

Yang Li tiene 24 años y estaba embarazada de 12 semanas en el momento en el que los médicos le plantearon que la única forma de salvar la vida de su hermano mayor,Yang Jun, al que diagnosticaron en 2015 un linfoma, era a través de un trasplante de su médula ósea.

Los facultativos informaron a la joven de que el trasplante podría causar daños graves en su feto. Una difícil decisión a la que tuvo que enfrentarse Yang Li y que finalmente la llevó a abortar.

El hospital realizará el trasplante tan pronto como el cuerpo de Yang Li se encuentre recuperado del aborto, según informa Daily Mail. Mientras la polémica en el país se ha desatado.

Seguro que te interesa

Redacción | Madrid | 18/10/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.