Kelly Herron en la foto publicada después del intento de violación

Publicidad

EL VIOLADOR ES REINCIDENTE

Una joven consigue escapar de una violación gracias a un curso de defensa personal

"Tú tienes miedo, pero no puedes dejar que él lo sepa", explica la joven estadounidense, que se salvó por unas clases de tan sólo dos horas programadas por su empresa a golpear con los huesos "en las partes duras y carnosas".

antena3.com | Madrid
| 12.03.2017 19:03

Una corredora de Seattle ha conseguido escapar de una violación gracias a las clases de defensa personal que tomó hace tres semanas ya que una persona sin hogar intentó agredirla sexualmente cuando estaba en un baño público en el que él estaba escondido, según la Policía. Gary Steiner, de 40 años, le dio media docena de puñetazos en la cara a Kelly Herron hasta que la tiró al suelo y le bajó los pantalones con los que estaba entrenando para un maratón en el Golden Gardens Park.

Según cuenta la víctima, ella le comenzó a gritar diciéndole que ese día uno e insultándole, como le habían recomendado: "Hay que ser fuerte y no tener miedo. Tú tienes miedo, pero no puedes dejar que él lo sepa". En medio de esa lucha, Herron recordó lo que aprendió en la clase de defensas de dos horas y que podía utilizarlo para escapar de la situación. Esos pensamientos era lo "único" que la motivaron y no paraba de repetirse que no podía ser violada "por ese hombre en ese lugar".

"Tú tienes miedo, pero no puedes dejar que él lo sepa"

Desde entonces, ella no quieren que la llamen víctima y da las gracias al curso de defensa personal, que fue programado por su empresa, por salvarle la vida. Por ello, ahora pide a otros negocios y compañías que impartan cursos con este contenido a su plantilla.

"Aprendí a poner huesos duros en las partes blandos y carnosos, así que empecé a golpear el lado de su cabeza con el lado de mi mano", ha explicado durante una entrevista en Good Morning America, según recoge 'New York Daily News'. Con esta técnica, en un momento del ataque logró escapar del baño y con la ayuda de algunos transeúntes mantuvo a Steiner encerrado hasta que llegó la ayuda. Cuando los agentes llegaron, le dijeron que "había hecho un buen trabajo".

"Mi cara está cosida, mi cuerpo está magullado, pero mi espíritu está en tacto"

Después del ataque, la chica compartió la historia en Instagram y cinco días después de haber sido publicada ya ha tiene más de 16.500 'me gusta'. "Mi cara está cosida, mi cuerpo está magullado, pero mi espíritu está en tacto", escribió.

Steiner, un delincuente sexual de nivel 3, tiene antecedentes criminales y fue condenado por agredir a varias mujeres en Arizona. Esta vez ha sido acusado de intento de violación y de asalto en segundo grado.

My biggest running nightmare became reality- 4 miles into my long run Sunday afternoon, I stopped to use the restroom and was assaulted by a man hiding in a stall (that is my GPS in red lines). I fought for my life screaming("Not today, M**F**er!"), clawing his face, punching back, and desperately trying to escape his grip- never giving up. I was able to lock him in the bathroom until police arrived. Thankfully I just took a self-defense class offered at my work and utilized all of it. My face is stitched, my body is bruised, but my spirit is intact. #fightingchanceseattle #ballard #runnersafety #marathontraining #womensselfdefense #myballard #fightlikeagirl #fightback #dontbeavictim #nottodaymotherfucker #youcantbreakme #instarunners #garmin #garminvivosmarthr

Una publicación compartida de Kelly Herron (@run_kiwi_run) el

Publicidad