Murió de una hipoxia cerebral

Murió de una hipoxia cerebral

Un joven se ahorca tras no aceptar su homosexualidad

Vittorio, que vivía con su novio, estaba en una constante lucha por aceptar su homosexualidad. De hecho, ya había sufrido una sobredosis en 2015.

Vittorio Petruzzelli
Vittorio Petruzzelli | Cavendish

Vittorio Petruzzelli, de Hyde, Gran Manchester, se suicidó tras no poder aceptar su homosexualidad. Su novio Warren Osborne encontró su cuerpo fuera de su casa en la madrugada del tres de abril. "Conocí por primera vez Vittorio el 7 de diciembre de 2013, después de llevar una temporada cruzándonos mensajes por Facebook. La relación fue avanzando y en marzo de 2014 me mudé de Wigan a Manchester para estar con él y nos mudamos juntos", aseguró el que fuera su pareja.

Vittorio estaba en una constante lucha por aceptar su homosexualidad, y, de hecho, ya había sufrido una sobredosis en 2015. Esta vez intentó ahorcarse y tras ser descubierto en críticas condiciones murió a los dos días en el hospital. "Nuestro primer año juntos fue muy divertido. A veces pasaba días en su casa, pero todo empeoró cuando empezó a beber y tomar drogas con sus amigos. Realmente lo amé y es triste lo que le sucedió. Nunca me habló realmente sobre lo que le estaba pasando y si lo hubiera hecho creo que podríamos haber resuelto cualquier problema al que se enfrentaba".

"Todo empeoró cuando empezó a beber y tomar drogas con sus amigos"

Osborne recuerda que la última vez que retomaron la relación fue en septiembre de 2016 a abril de 2017: "La última vez que hablé con él fue el 2 de abril, cuando le envié un mensaje preguntando dónde estaba porque íbamos a salir a comer y él no estaba en casa. Traté de llamarle y cuando respondió me explicó que había salido con unos cuantos amigos. No volví a hablar con él hasta que llegó de madrugada borracho, así que le dije que se quedase en casa de su padre hasta que se le pasase el efecto del alcohol".

Tras esto explica que tuvieron una discusión y salió. Una vez más, le pidió que volviera a la casa de su padre. Entonces se despertó a la una de la madrugada con una extraña sensación de que algo pasaba y lo vio tirado al lado del desagüe.

Vittorio fue llevado al Hospital General de Tameside, donde pasó dos días en cuidados intensivos antes de morir .Su padre, también llamado Vittorio, ha señalado: "Siempre recordamos los momentos felices. Era tan divertido, siempre estaba feliz. Siempre estaba saliendo con amigos, disfrutando del tiempo que pasaba con ellos. Aunque fue una vida corta, fue una vida feliz y me sentí privilegiado de ser su padre y orgulloso de que fuera mi hijo".

Seguro que te interesa

antena3.com | Madrid | 04/08/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.