Publicidad

Armas

Joe Biden limitará el uso y fabricación de las conocidas como "armas fantasma"

El presidente de Estados Unidos ha tachado de "epidemia" y "vergüenza internacional" la violencia con armas de fuego en su país

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha anunciado este jueves una serie de medidas para limitar el uso y proliferación de las armas, sobre todo de las caseras, las llamadas "ghost guns" (armas fantasma).

Este tipo de armamento, ha explicado, permite "ensamblar armas a partir de kits con piezas que son difíciles de rastrear para las autoridades, dado que carecen de número de serie".

Al no estar clasificadas como armas de fuego, "los kits pueden ser comprados por cualquier persona, sin necesidad de presentar los antecedentes", ha dicho.

106 muertos al día

El presidente, que ha hablado desde la Casa Blanca, ha tachado de "epidemia" y "vergüenza internacional" la violencia con armas de fuego en su país.

"Ya basta. Basta. Basta", ha añadido el presidente al recordar que cada día mueren 106 personas por disparos de armas de fuego en Estados Unidos. "Se trata de una crisis de salud pública, de una epidemia", ha indicado en referencia a "los tiroteos que a diario" se dan en el país.

Biden también ha revelado medidas para promover que los estados permitan a jueces restringir el acceso de armas a determinadas personas, la redacción de un informe sobre tráfico de armas y la financiación de programas para reducir la violencia armada en entornos urbanos.

Este anuncio llega motivado por las promesas que hizo Biden en campaña y por los recientes tiroteos masivos en Colorado, donde murieron 10 personas, y en Atlanta, donde fallecieron ocho.

"Queremos reducir todas las formas de violencia con armas de fuego: la violencia comunitaria, los tiroteos masivos, la violencia doméstica y el suicidio por arma de fuego", ha insistido.

Aprobación del Congreso

Ahora Biden necesita el visto bueno del Congreso, a quien ha pedido que apruebe estas mediadas resaltando la aprobación de dos proyectos de ley en la Cámara de Representantes el mes pasado que buscaban acabar con las lagunas que existen en el sistema de verificación de antecedentes.

Pero la Administración "no esperará a que el Congreso tome medidas para salvar vidas", ha dicho. Por eso el Departamento de Justicia, en un plazo de 30 días, emitirá una propuesta de ley para ayudar a detener la proliferación de "armas fantasma".

Publicidad