El ex vicepresidente Joe Biden se sumó hoy a la abarrotada lista de demócratas que aspiran a desbancar en 2020 al presidente estadounidense, Donald Trump, y lo hizo como favorito en las encuestas, pero con el reto de imponerse en un partido que busca una imagen más progresista y diversa.

Después de meses de dudas y rumores, Biden se lanzó finalmente a un campo demócrata compuesto ya por 20 aspirantes a las elecciones de 2020, con un mensaje inicial más centrado en la urgencia de derrotar a Trump que en propuestas políticas concretas.

"Los valores fundamentales de esta nación, nuestra posición en el mundo, nuestra democracia, todo lo que ha hecho que Estados Unidos sea Estados Unidos, está en juego. Es por eso que hoy anuncio mi candidatura para la Presidencia", anunció Biden en un vídeo publicado a primera hora en su cuenta de Twitter.

Fue su estatura a nivel internacional lo que convenció, entre otras cosas, al que fuera vicepresidente con Barack Obama (2009-2017) de presentarse a los próximos comicios. "Me llaman líderes de países y prácticamente me suplican que haga esto, que salve al país, que salve al mundo", afirmó Biden este miércoles en una llamada con donantes, según la revista Politico.

En su vídeo oficial de presentación, Biden criticó que Trump afirmara, después de que un grupo de neonazis matara a una joven durante dos marchas paralelas en 2017 en Charlottesville (Virginia), que había "gente muy buena en ambos lados". "Si le damos ocho años en la Casa Blanca a Donald Trump, alterará gravemente y para siempre el carácter de nuestro país", advirtió.

El ex vicepresidente no explicó qué le hace el candidato idóneo para vencer a Trump, pero su campaña apuesta por la combinación entre su experiencia de Gobierno y el tirón que siempre ha tenido entre los votantes blancos de clase trabajadora.

El hecho de que Biden haya programado su primer acto de campaña para el lunes en Pittsburgh, en pleno corazón industrial de Pensilvania, desvela un afán de conquistar a los votantes demócratas e independientes que, desilusionados, optaron por Trump en 2016.

Trump, que cree que su rival en 2020 será Biden o el senador independiente Bernie Sanders, recurrió a Twitter para darle la "bienvenida a la contienda" al que llama "Adormilado Joe". "(Las primarias) serán desagradables. Tendrás que tratar con gente que tiene unas ideas muy enfermas y dementes. Pero si lo logras, te veré en la Línea de Salida", tuiteó Trump.