Publicidad

Jerusalén

Jerusalén vive una segunda jornada de tensión entre palestinos e israelíes

Los enfrentamientos en Jerusalén empezaron durante una protesta contra el deshaucio de familias palestinas.

Jerusalén vive su segunda jornada de disturbios con más de 200 palestinos y 17 policías israelíes heridos en la Explanada de las Mezquitas, uno de los lugares más sagrados del mundo.

La Puerta de Damasco, una de las principales entradas a la ciudad amurallada, volvió a ser el epicentro de fuertes altercados entre palestinos y la Policía de Frontera israelí que utilizó granadas de estruendo, cañones de agua y agentes a caballo para dispersar las concentraciones.

Los palestinos arrojaron botellas y piedras a los agentes israelíes. La Media Luna Roja informó de al menos ocho palestinos hospitalizados y decenas de heridos atendidos.

La Unión Europea y Estados Unidos pidieron con urgencia rebajar las tensiones en la Ciudad Santa, que desde el inicio del mes sagrado de Ramadán, que termina el próximo día 12, vive una peligrosa escalada.

En Cisjordania ocupada también se convocaron protestas esta noche, mientras en la bloqueada Franja de Gaza, docenas de jóvenes palestinos se acercaron a la valla de separación con Israel, y lanzaron globos incendiarios.

La ciudad aguarda inquieta el desarrollo las próximas jornadas

El próximo día 10, está previsto que el Tribunal Supremo israelí decida sobre la expulsión de cuatro familias palestinas de Seij Yarrah en favor de organizaciones colonas judías que reclaman la propiedad de la vivienda antes de 1948, en virtud de una ley que no se aplica a las propiedades palestinas de la zona oeste.

La preocupante jornada coincide con el llamado Día de Jerusalén, en el que los israelíes conmemoran con una marcha de jóvenes ultranacionalistas por la Ciudad Vieja, la reunificación de la ciudad en 1967, durante la Guerra de los Seis Días, y que para los palestinos supone el inicio de la ocupación.

Publicidad