PESE A QUE NO HA SUFRIDO NINGÚN ATAQUE YIHADISTA

Roma reforzará su seguridad de cara a la cumbre de líderes de la Unión Europea tras el atentado en Londres

Italia es de los pocos países europeos que no ha sufrido un atentado de terrorismo yihadista. Sin embargo, las autoridades están a alerta y Roma se blindará para recibir a los líderes de la Unión Europea, que asistirán este sábado a los actos de celebración por el 60 aniversario de los Tratados de Roma.

Publicidad

La capital italiana celebra el sábado el 60 aniversario de los Tratados de Roma, un evento al que asistirán los líderes de la Unión Europea (UE), y se prepara blindada para prevenir posibles amenazas tras el atentado en Londres. "El único modo de contrastar lo imprevisible es controlar el territorio", dijo el ministro italiano del Interior, Marco Minniti, durante una reunión extraordinaria mantenida con el Comité de Análisis Estratégico Antiterrorista.

Al encuentro asistieron dirigentes nacionales de la Policía y de los servicios de inteligencia, y también el representante en Roma de Scotland Yard, la policía londinense. Durante la reunión se decidió "mantener alto el nivel de alerta, intensificando las medidas de vigilancia y de seguridad para proteger los objetivos más expuestos a riesgo", según un comunicado del ministerio italiano.

Además, se reforzarán "aún más" los controles en las zonas de mayor flujo de personas y se desplegarán dispositivos policiales por toda la ciudad ya desde el viernes, cuando está previsto que el Papa reciba a los líderes europeos en el Vaticano.

En Roma se han dispuesto dos zonas céntricas de máximo control: la que rodea al palacio del Quirinale, sede de la Jefatura del Estado, y el área del Campidoglio, el ayuntamiento de la ciudad y donde tendrá lugar el acto conmemorativo.

No será la única zona, el Gobierno también ha informado de que no se permitirá el acceso de turistas al Coliseo desde las 19.00 horas locales (18.00 GMT) del 24 de marzo hasta el 26 de marzo, ni se consentirá la entrada a los foros romano y Palatino, y a la Domus Aurea durante toda la jornada del 25 de marzo.

Pero además, cerca de 3.000 agentes y unos 1.000 militares vigilarán las calles de la capital italiana, mientras que drones sobrevolarán y controlarán los "puntos calientes". A ellos se sumarán agentes antidisturbios, artificieros, unidades caninas, servicios de emergencia y francotiradores que estarán preparados si se necesita su intervención.

Así, con la amenaza terrorista como telón de fondo, la ciudad se blindará para conmemorar el 60 aniversario de los fundacionales Tratados de Roma, un evento al que no acudirá Reino Unido, que comenzará el proceso de desconexión de la UE solo cuatro días después, el 29 de marzo.

La jornada comenzará a las 9.00 locales (8.00 GMT) con la llegada de los líderes europeos al Campidoglio y una hora más tarde dará inicio la propia celebración de esta efeméride. A su término los jefes de Estado o de Gobierno de la Unión firmarán la 'Declaración de Roma', en la que se marcará el rumbo del club comunitario de Veintisiete tras el 'brexit'.

Publicidad