43.012333

Publicidad

Coronavirus

Italia investigará a los miembros del gobierno por la gestión del coronavirus

La fiscalía de Bérgamo investigará al ejecutivo italiano, entre los que se encuentra el primer ministro Giuseppe Conte, fruto de su gestión de la crisis. Francia y España también están en el punto de mira.

La fiscalía de la ciudad de Bérgamo, epicentro de la pandemia del coronavirus en Italia, investigará a miembros del Gobierno por la gestión de la crisis sanitaria por el coronavirus. Giuseppe Conte, primer ministro del país, será uno de los interrogados dentro del marco de la investigación.

La fiscalía contará con “personas informadas”, sin ser acusados de nada, para poder sacar conclusiones. A parte de Conte; la ministra de Interior, Luciana Lamorgese, o al titular de Sanidad, Roberto Speranza, según avanzan hoy los medios locales, podrían testificar al hilo de la gestión sanitaria.

La investigación se centrará en conocer las motivaciones del ejecutivo italiano para no decretar el aislamiento de las zonas rojas de los municipios de Nembro y Alzano Lombrado, dos de las regiones más azotadas más por el coronavirus.

Miembros de colectivos de víctimas, concretamente de 'Noi denunceremo' (denunciaremos), ya han testificado este miércoles y denunciado que el gobierno tardó demasiado en aislar ambos pueblos. Esta medida no se produjo hasta el 8 marzo, solo dos días antes del aislamiento en toda Italia.

"Durante quince días viajamos, trabajamos mientras el virus circulaba. Si se hubiera cerrado desde el principio la provincia de Bérgamo, no habríamos tenido que cerrar Lombardía ni Italia", dijo Stefano Fusco, uno de los denunciantes que perdió a su abuelo en una residencia de ancianos.

España y Francias también han abierto investigaciones

Sin embargo, Italia no es el único país que ya es objeto de investigación por su gestión del coronavirus. Francia también esta en el punto de mira de tres comisiones diferentes, una liderada por el presidente de la República Emmanuel Macron y otra dos correspondiente a la Asamblea Nacional y el Senado.

En el país galo, los centros de tratamiento oncológico calculan que entre 5.000 y 10.000 enfermos de cáncer pueden haber muerto fruto del retraso en el diagnóstico o tratamiento al hilo de la saturación que ha sufrido su sistema sanitario.

Italia registra 34.043 muertos por coronavirus y Francia otros 29.296. España, por su parte, ya ha superado los 27.000, está en el quinto puesto del ránking mundial de víctimas y también es objeto de investigación por la gestión que se ha hecho de la pandemia.

Ya están siendo objeto de estudio, por la manera de llevar esta crisis sanitaria, las residencias de ancianos españolas. Según datos oficiales de las comunidades autónomas, son más de 19.400 los muertos en estos centros con coronavirus o síntomas compatibles. De hecho, ya son 160 las residencias de ancianos investigadas por una veintena de juzgados.

Además, esta misma tarde comparece el delegado del gobierno de la Comunidad de Madrid, José Manuel Franco, como imputado tras la denuncia de un particular por su posible responsabilidad en la celebración del 8M.

Esta investigación ya ha levantado gran revuelo por la polémica destitución de Diego Pérez de los Cobos, quien fue hasta mayo jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, por su implicación en la elaboración de un informe muy crítico con la gestión del ejecutivo y la "pérdida de confianza" del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

En un estudio realizado en el mes de abril por el Institute of Certified Management Accountants (ICMA) de Australia, una de las asociaciones de asesores fiscales más relevantes del planeta, se colocó a España como el país que peor ha gestionado a nivel mundial esta crisis atendiendo al liderazgo y las actuaciones de su gobierno.

Publicidad