Las autoridades italianas han inmovilizado el barco de Open Arms en Sicilia, donde se encuentra actualmente, tras comprobar que hay una serie de "anomalías graves", ha informado este jueves la Guardia Costera italiana en un comunicado.

Los guardacostas explican que han subido a bordo de la embarcación y han comprobado que hay "anomalías graves relacionadas con la seguridad de la navegación, el cumplimiento de la legislación sobre protección del medioambiente marino y la capacitación y familiarización de la tripulación con los procedimientos de emergencia proporcionados a bordo".

El barco no podrá salir del puerto de Porto Empedocle, donde se encuentra, "hasta que se hayan corregido las irregularidades técnicas y operativas detectadas durante la inspección".