Conflicto palestino-israelí

La mujer que se aferra a una tumba que será destruida para construir viviendas en Cisjordania

El nuevo gobierno de coalición cumple así su deseo de edificar 1.300 nuevas construcciones sobre la Cisjordania ocupada, dejando a cientos de familias sin casas

Publicidad

La imagen de la desesperación pasa por Cisjordania. El motivo: Israel ha cumplido su deseo y ya ha comenzado a destruir cementerios palestinos para crear nuevos asentamientos. En concreto, la construcción de 1.355 viviendas que se ubicarán sobre colonias judías que hoy lloran y se aferran al suelo para que no les quiten sus recuerdos.

Mujeres aferrándose como pueden a las tumbas de sus antepasados para evitar la destrucción, voces más altas que otras y peleas entre hombres que defienden sus diferentes intereses… Cisjordania vuelve a ser el foco del continuo conflicto palestino-israelí. Y lo hace tras el anuncio del ministro israelí de Vivienda, Zeev Elkin, de promover finalmente la construcción de viviendas sobre colonias judías de la Cisjordania ocupada.

“Después de un largo período de estancamiento en la construcción, doy la bienvenida a esta licitación”, anunció Zeev Elkin el pasado sábado en referencia a las nuevas edificaciones para las que ya está trabajando en Ariel, ubicado en el norte de Cisjordania, así como en Beit El. Una decisión ante la que la ONU ya ha manifestado su denuncia al considerarla como una “flagrante violación” contra el derecho internacional.

EEUU se "opone firmemente"

Tampoco por Estados Unidos, cuyo Departamento de Estado ha considerado que este proyecto es “completamente incompatible” con el objetivo de rebajar las tensiones en la zona. Por eso el Ejecutivo de Joe Biden se “opone firmemente” a esta decisión unilateral del nuevo gobierno de coalición israelí.

Estas palabras difieren de las mantenidas por la anterior Administración de EEUU. Y es que la permisividad de Donald Trump con el avance de los asentamientos en la Cisjordania ocupada contrasta con la línea habitual mantenida por los gobiernos del país norteamericano.

El plan del nuevo gobierno de Israel

Sin embargo, la decisión del Ejecutivo de Naftalí Benet, una coalición formada por partidos de derechas, de centro, de izquierda antiocupación y una última árabe islamista, estaba tomada. Si bien es cierto que generó grandes controversias en el país y fue rechazada de inmediato por la oposición y por los propios palestinos, cierto es que este último avance sobre el Área C de Cisjordania, que representa alrededor del 60% de la zona y está bajo el control administrativo y de seguridad de Israel, ya fue anunciado.

Este plan iba a ser aprobado hace dos meses, pero la Administración Civil paró los planes del nuevo gobierno israelí. Aunque no es el único. Las autoridades del país también discutirán esta semana más planes para la construcción de 3.000 viviendas adicionales en este lugar. De confirmarse, ésta será la primera gran decisión del nuevo Gobierno sobre dichos asentamientos. Mientras tanto, decenas de familias judías ya lloran la devastación de lo que un día fue su vida.

Publicidad