Israel

Israel comienza el ensayo clínico de la cuarta dosis de la vacuna contra el coronavirus

En el ensayo participarán 6.000 personas, de las que 150 serán sanitarios. Israel quiere comenzar a aplicar la cuarta dosis a mayores de 60 años, personas inmunodeprimidas y profesionales de la salud.

Publicidad

El hospital israelí Sheba, ubicado a las afueras de Tel Aviv, comienza este lunes un ensayo clínico, en coordinación con el Ministerio de Sanidad, para probar la eficacia de la cuarta dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus. En el estudio participarán 6.000 personas, entre las que se incluyen 150 miembros del personal médico.

¿Quién recibirá la cuarta dosis?

El país quiere comenzar a aplicar la cuarta dosis a mayores de 60 años, personas inmunodeprimidas y sanitaros. Así lo recomendó la semana pasada el comité de expertos que asesora al Gobierno de Israel durante la pandemia.

"Este estudio probará el efecto de la cuarta dosis de vacuna en el nivel de anticuerpos, en la prevención del contagio y verificará su seguridad. Se espera que este estudio arroje luz sobre el beneficio adicional de administrar una cuarta dosis y nos lleve a comprender si vale la pena administrar una cuarta dosis y a quién", ha explicado profesor Gili Regev-Yochay, doctor del centro hospitalario Sheba.

Hace varios meses el primer ministro, Naftali Benet, prometió a la población comenzar los ensayos "de inmediato" con el objetivo de frenar la quinta ola de la pandemia y contener el avance de la variante ómicron, que se multiplica 70 veces más rápido en los bronquios humanos que la cepa delta.

Variante ómicron en Israel

Los datos preliminares de Sanidad sugieren que en Israel las personas contagiadas con la variante ómicron tienen entre un 50-70% menos de probabilidades de necesitar hospitalización que los positivos de la cepa delta.

Respecto a la situación epidemiológica, la tasa de positividad en el país ya ha alcanzado en 2,16% y la de reproducción el 1,4%, lo que muestra un nuevo pico en la pandemia. Además, de los 12.041 casos activos de covid-19 en Israel, solo 145 permanecen hospitalizados, 91 de ellos en estado crítico y 39 con ventiladores.

Publicidad