La Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) ha informado este lunes de que Irán ha comenzado a enriquecer uranio por encima del 3,67% de pureza, el límite establecido en el acuerdo nuclear de 2015, con lo que confirma el anuncio realizado por Teherán.

"El director general de la AIEA, Yukiya Amano, ha informado a la Junta de Gobernadores de la AIEA de que los inspectores de la Agencia verificaron el 8 de julio que Irán está enriqueciendo uranio por encima del 3,67 por ciento U-235", ha explicado un portavoz de la AIEA refiriéndose al isótopo uranio-235 de naturaleza fisible.

El informe, al que ha tenido acceso Reuters, explica que la AIEA ha verificado este nivel de enriquecimiento utilizando monitores conectados a Internet y muestras tomadas este mismo lunes para su análisis.

El texto indica que Irán ha informado este lunes a la Agencia de que "según la evaluación del operador", el nivel de enriquecimiento sería de en torno al 4,5%. Un portavoz de la Organización para la Energía Atómica de Irán ha asegurado previamente en declaraciones recogidas por la agencia de noticias semioficial iraní ISNA que habían sobrepasado el 4,5%.

El Gobierno de Irán ha anunciado que se desvinculará progresivamente del acuerdo y anunciará nuevas medidas cada 60 días, si Europa no toma "nuevas iniciativas" para garantizar la plena reincorporación de la República Islámica a los mercados internacionales.

Teherán subraya que estas medidas no suponen un incumplimiento del acuerdo, ya que lo consideran legítimo desde el momento en el que una de las partes -en este caso Estados Unidos-se retiró unilateralmente hace más de un año.

Por su parte, París, Londres y Berlín, firmantes del Acuerdo de 2015 piden a Teherán que dé marcha atrás.