Ormuz apenas es reconocible en los mapas, pero este pequeño punto del planeta está generando una enorme preocupación. Ormuz, es el pico de la península arábiga en la entrada al golfo pérsico.

Por esa zona pasa el 30% del petróleo que se produce, controlado por Irán. Al día se trasladan unos 17 millones de barriles de crudo. Varios de los barcos encarados de transportar estos barriles han sufrido ataques.

Eso podría desatar primero una subida del precio del barril y lo que es más grave, "la madre de todas las guerras" como ha advertido Irán. Hasta el Papa ha pedido que se rebaje la tensión.